Cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica, isquemia cardíaca o enfermedad coronaria es el tipo más común de enfermedad cardíaca. Se produce cuando se reduce el flujo sanguíneo al músculo del corazón por un bloqueo parcial o completo de las arterias de que suministran sangre al corazón.

© Blausen.com staff. "Blausen gallery 2014". Wikiversity Journal of Medicine. DOI:10.15347/wjm/2014.010. ISSN 20018762.Ilustración que representa a la angina de pecho

La cardiopatía isquémica puede dañar el músculo del corazón, reduciendo su capacidad de bombear de forma eficiente. Una obstrucción súbita y severa de una arteria coronaria puede conducir a un infarto. La isquemia miocárdica también puede causar graves arritmias.

Síntomas

Si bien los síntomas y signos de la cardiopatía isquémica se observan en el estado avanzado de la enfermedad, la mayoría de las personas no muestran ninguna evidencia de enfermedad durante décadas cuando la enfermedad avanza antes de la primera aparición de los síntomas. Los síntomas de la cardiopatía isquémica incluyen:

  • Angina de pecho. Presión o dolor en el pecho, por lo general en el lado izquierdo, que se produce regularmente con la actividad física o después de las comidas pesadas.
  • Dolor en el cuello o la mandíbula
  • Dolor en el hombro o en el brazo
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad o mareos
  • Palpitaciones (latidos irregulares del corazón)
  • Náuseas
  • Sudoración
  • Disminución de la tolerancia al ejercicio

Cuándo consultar a un médico

Aprenda a reconocer los síntomas de las enfermedades del corazón y las situaciones que las provocan. Llame a su médico si comienza a tener nuevos síntomas o si llegan a ser más frecuentes o más graves. Si experimenta dolor en el pecho, especialmente si hay dificultad para respirar, palpitaciones del corazón, mareos, palpitaciones, náuseas, sudoración, consulte a un médico inmediatamente.

Si no tiene acceso a los servicios médicos de emergencia, que alguien lo lleve al hospital más cercano. Si no hay absolutamente ninguna otra opción, conduzca usted mismo sólo como último recurso. Conducir pone en peligro a otros si su condición se deteriora repentinamente.

Causas

La isquemia de miocardio es causada por la placa a lo largo de las paredes interiores de las arterias que suministran sangro al corazón (arterias coronarias), que las estrecha y reduce el flujo de sangre al músculo del corazón (miocardio). Esta disminución en el flujo de la sangre conduce a una disminución en la cantidad de oxígeno que recibe el músculo cardíaco.

La cardiopatía isquémica puede producirse lentamente a medida que las arterias se obstruyen con el tiempo, o puede ocurrir rápidamente cuando una arteria queda bloqueada de forma repentina. Las condiciones que pueden causar cardiopatía isquémica incluyen:

  • Enfermedad arterial coronaria (aterosclerosis). Por lo general, la cardiopatía isquémica se produce cuando parte del revestimiento liso y elástico en el interior de una de las arterias coronarias (las arterias que suministran sangre al músculo del corazón) desarrollan aterosclerosis. Con aterosclerosis, el revestimiento de la arteria se endurece, se pone rígido y se hincha con depósitos de grasa, de calcio y células inflamadas, formando la placa. 1 Leer más →
  • Coágulo de sangre. En algunos casos, un coágulo de sangre puede bloquear totalmente el suministro de sangre al miocardio, causando un ataque al corazón. Si un vaso sanguíneo del cerebro se bloquea, en general por un coágulo de sangre, puede dar lugar a un accidente cerebrovascular isquémico. Si un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe, muy probablemente como resultado de la hipertensión no controlada, puede dar como resultado un accidente cerebrovascular hemorrágico.
  • Espasmo de la arteria coronaria. 2 Un vasoespasmo coronario es una forma de infarto de miocardio causada por constricción de los vasos sanguíneos vasoespasmo que afecta a la circulación coronaria . Puede ocurrir en múltiples territorios del corazón y es independiente para la enfermedad coronaria. Puede causar angina de Prinzmetal. Los espasmos de las arterias coronarias también puede ocurrir en personas que sufren de enfermedades que afectan el sistema inmunológico, como el lupus.
  • Otras enfermedades graves. La cardiopatía isquémica puede ocurrir cuando aumenta la demanda metabólica del corazón o cuando la presión arterial es muy baja debido a una sangrado, infección u otra enfermedad grave.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar isquemia de miocardio incluyen fumar, antecedentes familiares, hipertensión, obesidad, diabetes, falta de ejercicio y el colesterol alto. 3

  • Fumar. Fumar es un factor de riesgo importante. El monóxido de carbono y la nicotina pone una tensión en el corazón, haciendo que funcione más rápido. También aumentan el riesgo de coágulos de sangre.
  • Antecedentes familiares. Puede estar en mayor riesgo de isquemia miocárdica si tiene antecedentes familiares de infarto de miocardio o enfermedad de las arterias coronarias.
  • Hipertensión. A medida que pasa el tiempo, la presión arterial alta puede dañar las arterias coronarias debido a la aceleración de la aterosclerosis. El riesgo de presión arterial alta aumenta con la edad y si tiene antecedentes familiares de hipertensión. Es más común en aquellos que son fumadores u obesos. Comer una dieta alta en sal también puede aumentar su riesgo.
  • Obesidad. La obesidad aumenta el riesgo de isquemia miocárdica porque está asociada con altos niveles de colesterol en la sangre, diabetes e hipertensión.
  • Diabetes. La diabetes puede conducir a enfermedades del corazón, ya que puede causar que el revestimiento de los vasos sanguíneos se vuelva más grueso, lo que puede restringir el flujo sanguíneo.
  • Falta de actividad física. Un estilo de vida inactivo contribuye a la obesidad y se asocia con mayores niveles de colesterol y triglicéridos y un aumento del riesgo de aterosclerosis. Las personas que hacen ejercicio aeróbico regular tienen un menor riesgo de isquemia miocárdica y de infarto. El ejercicio también reduce la hipertensión.
  • Colesterol o triglicéridos altos en la sangre. El colesterol puede formar depósitos que pueden estrechar las arterias en todo el cuerpo, incluidas las que suministran sangre al corazón. Un alto nivel de colesterol “malo” (lipoproteína de baja densidad, o LDL) en la sangre está relacionado con un mayor riesgo de aterosclerosis e isquemia miocárdica. Un nivel alto de LDL puede ser debido a una enfermedad hereditaria o una dieta alta en grasas saturadas. Un nivel elevado de triglicéridos, también puede contribuir a la aterosclerosis. Sin embargo, un alto nivel de colesterol “bueno” (lipoproteína de alta densidad, o HDL), que ayuda al cuerpo a limpiar el exceso de colesterol, es conveniente y reduce el riesgo de ataques al corazón.

Complicaciones

La cardiopatía isquémica puede provocar una serie de complicaciones serias, incluyendo:

  • Ataque al corazón. Si una arteria coronaria se bloquea totalmente, la falta de sangre y oxígeno puede conducir a un ataque al corazón que destruye parte del miocardio. Leer más →
  • Ritmo cardíaco irregular. Cuando el corazón no recibe suficiente sangre y oxígeno, los impulsos eléctricos que coordinan los latidos del corazón pueden no funcionar correctamente, provocando que el corazón lata demasiado rápido, demasiado lento o de forma irregular. En algunos casos, las arritmias pueden ser potencialmente mortalesLeer más →
  • Insuficiencia cardiaca. La isquemia miocárdica puede dañar el corazón, lo que lleva a una reducción de su capacidad para bombear eficazmente sangre al resto del cuerpo. Este daño puede conducir a insuficiencia cardíaca.

Diagnóstico

Junto con una revisión del historial clínico y un examen físico completo, las pruebas y los procedimientos utilizados para el diagnóstico de isquemia miocárdica son:

  • Electrocardiograma (ECG). Esta prueba registra el ritmo y la actividad eléctrica de su corazón. Una serie de electrodos (pequeños parches adhesivos) se ponen en los brazos, las piernas y el pecho. Los electrodos están conectados a una máquina que registra las señales eléctricas de cada latido del corazón. Ciertas anomalías en la actividad eléctrica del corazón pueden indicar isquemia miocárdica. Leer más →
  • Análisis de sangre. Además de las pruebas de colesterol, puede que tenga que tener una serie de análisis de sangre para controlar la actividad del corazón. Estas pueden incluir pruebas de enzimas cardíacas, que pueden mostrar si ha habido daño reciente al músculo del corazón.
  • Prueba de esfuerzo. Una prueba de esfuerzo por lo general consiste en caminar en una caminadora o una bicicleta estacionaria mientras que el ritmo cardíaco, la presión arterial y la respiración son monitoreadas para ver si presenta dolor en el pecho o cambios en su ECG que sugieren que su corazón no está recibiendo suficiente sangre.
  • Ecocardiograma de esfuerzo. 4 Un ecocardiograma utiliza ondas sonoras para producir una imagen del corazón. Un ecocardiograma de esfuerzo puede visualizar con precisión el movimiento de las paredes del corazón y de la acción de bombeo cuando se hizo hincapié en el corazón; que puede revelar una falta de flujo de sangre que no siempre es evidente en otros exámenes del corazón.
  • Gammagrafía nuclear. En esta prueba pequeñas cantidades de material radiactivo se inyectan en el torrente sanguíneo. Cámaras especiales pueden detectar el material radiactivo a medida que fluye a través del corazón y los pulmones. Las áreas de reducción del flujo de sangre al músculo del corazón aparecen como puntos oscuros en el escáner.
  • Angiografía coronaria. La angiografía coronaria, también conocida como prueba del catéter cardíaco, utiliza imágenes de rayos X para examinar el interior de los vasos sanguíneos del corazón. Durante la angiografía coronaria, un tipo de tinte que es visible por rayos X se inyecta en los vasos sanguíneos de su corazón. La máquina de rayos X toma una serie de imágenes (angiografía), que ofrece una mirada detallada en el interior de los vasos sanguíneos.
  • Tomografía computarizada (TC) cardíaca. Una  TC utiliza rayos X y una computadora para crear imágenes detalladas del interior de su cuerpo. Durante una TC, usted se acuesta en una cama mientras un pequeño tubo que lleva los rayos X se mueve y gira alrededor de su cuerpo. La TC puede determinar si tiene calcificación de la arteria coronaria, un signo de aterosclerosis coronaria.
  • Monitor Holter. Un monitor Holter es un dispositivo pequeño y portátil que registra el ritmo cardíaco. Leer más →

Tratamiento

El tratamiento de la cardiopatía isquémica implica hacer cambios de estilo de vida, tomar medicamentos, posiblemente someterse a procedimientos quirúrgicos y hacer chequeos regulares. 5

Estilo de vida

Su médico probablemente le recomendará adoptar un estilo de vida saludable para el corazón. Puede aconsejar que:

  • Deje de fumar. Si fuma, déjelo. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su médico acerca de las estrategias para dejar de fumar. Evite ser fumador pasivo.
  • Gestione afecciones de salud subyacentes. Trate las enfermedades o condiciones que pueden aumentar el riesgo de isquemia miocárdica, como la diabetes, presión arterial alta y el colesterol alto.
  • Coma una dieta saludable. Evite los alimentos procesados y adopte una dieta baja en grasas saturadas, baja en sal y baja en azúcar. Coma muchas frutas y verduras. 6 Conozca sus niveles de colesterol y pregunte a su médico si los ha reducido al nivel recomendado.
  • Ejercicio. El ejercicio puede mejorar el flujo de sangre al corazón. Haga ejercicio regularmente, pero hable con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios.
  • Mantenga un peso saludable. Si tiene sobrepeso, hable con su médico sobre las opciones para bajar de peso.
  • Disminuir el estrés. Reduzca el estrés tanto como sea posible. Practique técnicas para manejar el estrés, tales como la relajación muscular y la respiración profunda.

Además de los cambios de estilo de vida saludables, recuerda la importancia de chequeos médicos regulares. Algunos de los principales factores de riesgo para la cardiopatía isquémica – colesterol alto, presión arterial alta y diabetes – no presentan síntomas en las primeras etapas. La detección temprana y el tratamiento pueden sentar las bases para una mejor salud del corazón.

Medicamentos

Si hacer cambios de estilo de vida no es suficiente, se pueden necesitar medicamentos para ayudar a su corazón a trabajar más eficazmente. Los medicamentos que se pueden utilizar para tratar la isquemia de miocardio incluyen:

  • Aspirina. 7 En los que no tienen otros problemas cardíacos, la aspirina disminuye el riesgo de un infarto de miocardio. Pregunte a su médico antes de comenzar a tomar aspirina, ya que hay casos en que la aspirina no es apropiada debido al riesgo de sangrado.
  • Nitroglicerina. La nitroglicerina abre temporalmente los vasos sanguíneos arteriales, mejorando el flujo de sangre hacia y desde el corazón.
  • Bloqueadores beta. Estos fármacos trabajan bloqueando los efectos de una hormona en particular en el cuerpo, lo que ralentiza el ritmo cardíaco y mejora el flujo sanguíneo.
  • Medicamentos reductores del colesterol. Estos medicamentos bloquean la formación de colesterol se deposita en las arterias coronarias. Su médico puede elegir entre una amplia gama de fármacos, incluyendo las estatinas 8, fibratos, y la niacina.
  • Bloqueadores de canales de calcio. Los antagonistas del calcio también trabajan para disminuir la presión arterial al relajar los músculos que forman las paredes de las arterias. Esto hace que las arterias se vuelvan más anchas, lo que reduce la presión arterial. Los ejemplos incluyen amlodipino, verapamilo y diltiazem.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA). Tratan la hipertensión y bajan el riesgo de infarto de miocardio. Los ejemplos incluyen ramipril y lisinopril.

Cirugía y otros procedimientos

A veces un tratamiento más agresivo es necesario para mejorar el flujo sanguíneo. Los procedimientos quirúrgicos comunes que pueden ayudar incluyen 9:

  • Angioplastia con balón y colocación de stent. Durante la angioplastia – también llamada intervención coronaria percutánea (ICP) – un médico inserta un globo desinflado en un catéter desde la arteria femoral o la arteria radial inguinal a través de los vasos sanguíneos hasta que alcanzan el sitio de la obstrucción en el corazón. En la obstrucción, se infla el balón para abrir la arteria, permitiendo que la sangre fluya. Un stent a menudo se coloca en el lugar de bloqueo para abrir permanentemente la arteria.
  • Cirugía de bypass de la arteria coronaria. Durante este procedimiento, las arterias o venas de otra parte del cuerpo del paciente se injertan en las arterias coronarias para eludir el estrechamiento por la aterosclerosis, permitiendo que la sangre fluya alrededor de la arteria coronaria obstruida o estrecha. Debido a que esto requiere cirugía a corazón abierto, se reserva para los casos de múltiples estrechamiento de las arterias coronarias.

Prevención

Llevar una vida saludable para el corazón puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad cardíaca coronaria. Para seguir un estilo de vida saludable para el corazón, haga lo siguiente:

  • Consumir una dieta sana y equilibrada: baja en grasas, baja en sal que sea rica en frutas, verduras y granos enteros
  • Ser más activo físicamente
  • Mantener un peso saludable
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de alcohol
  • Controlar condiciones tales como la presión arterial alta, colesterol alto y diabetes
  • Reducir y controlar el estrés.

Recursos externos

Referencias

  1. Smith FB, Lee AJ, Fowkes FG, Price JF, Rumley A, Lowe GD (November 1997). Hemostatic factors as predictors of ischemic heart disease and stroke in the Edinburgh Artery Study. Arterioscler Thromb Vasc Biol. 17 (11): 3321–5. doi:10.1161/01.ATV.17.11.3321. PMID 9409328.
  2. Williams MJ, Restieaux NJ, Low CJ (February 1998). Myocardial infarction in young people with normal coronary arteries. Heart 79 (2): 191–4. doi:10.1136/hrt.79.2.191. PMC 1728590. PMID 9538315.
  3. Causes. Coronary artery disease. Mayo Foundation for Medical Education and Research. Consultado el 12 Julio 2012. DS00064.
  4. American Society of Echocardiography. Five Things Physicians and Patients Should Question. Choosing Wisely: an initiative of the ABIM Foundation (American Society of Echocardiography).
  5. Jameson JN, Kasper DL, Harrison TR, Braunwald E, Fauci AS, Hauser SL, Longo DL. (2005). Harrison’s principles of internal medicine (16th ed.). New York: McGraw-Hill Medical Publishing Division. ISBN 0-07-140235-7. OCLC 54501403.
  6. Esselstyn CB (2001). “Resolving the Coronary Artery Disease Epidemic Through Plant-Based Nutrition”. Prev Cardiol 4 (4): 171–7. doi:10.1111/j.1520-037X.2001.00538.x. PMID 11832674. at Prevent and Reverse Heart Disease site
  7. Treatments and drugs. Coronary artery disease. Mayo Foundation for Medical Education and Research. Consultado el 12 Julio 2012. DS00064.
  8. Gutierrez J, Ramirez G, Rundek T, Sacco RL. Statin therapy in the prevention of recurrent cardiovascular events: a sex-based meta-analysis. Archives of Internal Medicine 172 (12): 909–19. doi:10.1001/archinternmed.2012.2145. PMID 22732744.
  9. Sipahi I, Akay MH, Dagdelen S, Blitz A, Alhan C (2014). Coronary artery bypass grafting vs percutaneous coronary intervention and long-term mortality and morbidity in multivessel disease: meta-analysis of randomized clinical trials of the arterial grafting and stenting era. JAMA Intern Med 174 (2): 223–30. doi:10.1001/jamainternmed.2013.12844. PMID 24296767.