Contractura isquémica de Volkmann

La contractura de Volkmann, a veces lo conocida como contractura isquémica de Volkmann o síndrome de Volkmann, es una condición en la que los músculos de los dedos, la muñeca, el antebrazo, se acortan y se ponen rígidos, lo que resulta en una deformidad permanente de la mano y los dedos. Esta condición es irreversible.

La contractura de Volkmann es a menudo dolorosa 1 y puede variar en severidad de leve a grave. La condición se trata con cirugía para disminuir la presión en el interior del brazo y, si se lleva a cabo en el tiempo, esto evita que se produzca un daño permanente.

Causas

La contractura de Volkmann resulta de una isquemia aguda o necrosis de las fibras musculares del grupo flexor de los músculos del antebrazo. Es causada por una obstrucción en la arteria braquial cerca del codo, posiblemente por el mal uso de un torniquete o de un molde de yeso, o por el síndrome compartimental.

Una de las causas más comunes es una fractura de codo, que se produce con frecuencia en los niños y que provoca sangrado de los principales vasos sanguíneos del antebrazo.

Tratamiento

El tratamiento de la contractura de Volkmann comienza en quitar cualquier cosa que pueda comprimir la extremidad.

Prevención

Un procedimiento quirúrgico llamado fasciotomía se lleva a cabo con urgencia para prevenir el desarrollo de una contractura permanente. La fasciotomía implica un corte a través de la piel y la fascia, que encierra dicha sección del brazo. El corte a través del tejido circundante libera la presión y restaura el flujo de sangre. Las partes muertas del músculo se cortan.

Gestión

En los casos en que no se puede prevenir, otras formas de tratamiento todavía se pueden llevar a cabo. Los casos más leves, donde la contractura sólo afecta a dos o tres de los dedos, pueden ser tratados con terapia física. Se puede realizar cirugía para alargar los tendones y mejorar la función de la mano.

Los casos graves, en los que la contractura ha afectado a todos los músculos del antebrazo, puedenq requerir cirugía mayor para extirpar el músculo dañado y el tejido cicatrizal. Se pueden llevar a cabo procedimientos de transferencia de tendón.

Referencias

  1. Robert C. France (30 Diciembre 2003). Introduction to sports medicine & athletic training. Cengage Learning. pp. 426–. ISBN 978-1-4018-1199-0. Consultado el 3 Marzo 2012.